Ventosas y Moxa

Aplicado a los puntos reflejos

Aplicando calor y situando las ventosas en las zonas reflejas de los puntos doloridos, inflamados o agarrotados se consigue reducir hasta practicamente desaparecer muchas patologias de hombros, cuello, y lumbalgia.